Ginecomastia

/, Hombre/Ginecomastia
­
  • ginecomastia

Ginecomastia

La ginecomastia es una patología que produce un aumento en las mamas masculinas. Para solucionar esta condición de forma efectiva, es recomendable recurrir a la técnica de remoción quirúrgica.

AGENDAR HORA

Categorías: ,

Descripción del producto

1) Qué es y cuáles son sus beneficios

La hipertrofia mamaria masculina, más conocida como ginecomastia, es una patología que produce un aumento excesivo en una o ambas mamas masculinas. Para solucionar esta condición de forma efectiva, es recomendable recurrir a la remoción quirúrgica, que disminuye y retorna a la normalidad el volumen excesivo de las mamas que produce la ginecomastia. Esta intervención cada día va adquiriendo más popularidad, pues son muchos los hombres que quedan satisfechos con el resultado, ya que mejora la figura corporal considerablemente y aumenta de forma automática la confianza y la autoestima en general.

2) En qué consiste el procedimiento

A través de una pequeña incisión, se opera con los instrumentos endoscópicos. La operación, la separación y eliminación del tejido glandular mamario excesivo se realiza bajo la piel. En consecuencia, la cicatriz es muy pequeña, por lo que transcurridos algunos meses se torna casi imperceptible. La intervención puede ser ambulatoria y se realiza con sedación, pues, debido a los avances en las técnicas anestésicas, cada vez más intervenciones estéticas se pueden llevar a cabo sin exponer al paciente a los efectos secundarios de una anestesia tradicional. El procedimiento puede incluir: Eliminación del tejido graso sobrante, eliminación del tejido glandular sobrante, eliminación del exceso de piel, reducción de la areola y tamaño del pezón.

3) Consideraciones posoperatorias

Después del tratamiento se suturan las incisiones y se aplica una venda especial para proteger el pecho. Cuando se planifique esta intervención se debe tener en cuenta que durante los días inmediatos a la intervención necesitará descanso. Podrá reincorporarse a sus actividades normales después de algunos días. Durante los primeros días la zona tratada estará inflamada y presentará una coloración azulada que se recuperará en poco tiempo. En ocasiones, en caso de dolor será suficiente con un analgésico para esas leves molestias. En cuanto a las eventuales complicaciones que se puedan presentar, están los hematomas, cambios de sensibilidad, infección, problemas de cicatrización, entre otras. Generalmente, todo discurrirá con normalidad y, luego de 6 semanas, apenas se percibirá la cirugía, volviendo la confianza y autoestima que se había perdido por este problema.